28 de abril de 2015

Redes sociales en la administración (II): Las cuentas corporativas

Tras un primer post dónde abordaba la participación de los empleados públicos en redes sociales, desde un punto de vista profesional, toca ahora el turno de las cuentas corporativas de las administraciones públicas.

Como terminaba comentando en el anterior post, lo básico es aprender a participar, tanto empleados públicos como directivos y cargos electos, para conseguir una participación activa de la entidad, en este caso la administración pública.

¿Cómo queremos que otros participen si nosotros no participamos?

Entrando directamente en materia la pregunta es ¿debe estar mi administración en redes sociales?


Son muchas las voces que han hablado del tema anteriormente, valgan como recordatorio los siguientes enlaces:

10 razones para que la Administración Pública esté en las redes sociales [2013] de Gerardo Bustos.

10 motivos por los que las Administraciones Públicas deberían estar en las redes sociales [2012] de David Rey Jordan.

10 razones para que la administración pública se apunte a la Web 2.0 [2008] de César Calderón.


Hay muchas razones y motivos para elegir, pero lo importante es tener claro que son un canal de información, de comunicación y de participación, es decir, bidireccional.

Otro aspecto, quizás mas interesate, y del que se habla menos, es la gestión del día a día, una vez que hemos elegido estar en redes sociales. Encontramos entonces menos documentación donde se cuenten los errores y fracasos, de los que indudablemente también aprendemos.

Empecemos por el principio.Lo ideal sería tener un plan una vez nuestra entidad ha decidido estar en redes sociales, pero normalmente no empezamos así, o por lo menos la gran mayoría de casos que conozco. Lo habitual es que vayan surgiendo cuentas de servicios, departamentos o concejalías, de un modo espontáneo sin ningún tipo de coordinación entre ellas. Mas tarde, en algún momento, alguien decide que hay que poner un poco de orden.

Es cuando llega el momento de tomar el toro por los cuernos, y coordinar un poco aquello que nació de un modo natural, en respuesta a una demanda o por iniciativa de algunos trabajadores públicos.

Llega la hora de establecer esas pautas para intentar garantizar una comunicación eficaz y segura, dar apoyo a los "encargados" de actualizar dichas cuentas corporativas, formación para saber enfrentarse a las crisis, establecer algún control que otro, etc..

Lo habitual es confeccionar una guía de usos y estilos en redes sociales, son muchas las administraciones públicas que tienen una. En esta wiki de Novagob puedes consultarlas por orden cronológico:Guía cronológica de las Guías de uso y estilo de las redes sociales en las AAPP

¿Pero y el plan? ¿dónde está el plan? Parece que es algo que no se publica habitualmente. Quizás porque le hemos dado menos importancia..

Esto entronca directamente con las debilidades y amenazas que pueden provocar nuestro fracaso, muchas de ellas basadas en falsas creencias sobre el éxito de las redes sociales.

La principal debilidad es, como ocurre en muchos casos en la administrción pública, la ausencia:
  • Ausencia de objetivos
  • Ausencia de estrategia
Si acaso contamos con algo de táctica (y muchas veces nos olvidamos de ella).

La gran mayoría de entidades no tenemos una estrategia como tal; más bien nos limitamos a publicar lo que hacemos y a compartir información de nuestras webs.

En cuanto a las amenzas fundadas en falsas creencias os puedo recordar unas cuantas basadas en "10 cosas que no conseguirás de buenas a primeras en las redes sociales (sobre todo si eres una Administración)":

1. El simple hecho de abrir una cuenta y publicar no sirve para nada. Hay que conseguir seguidores y medir para saber que no estamos hablando solos.

2. No todo el mundo que tienen cuenta en redes sociales la utiliza habitualmente. Más de la mitad de tus seguidores no te leerán nunca.

3. Desconfiaran de ti. Se suele confundir administración con gobierno. Prepárate para suspicacias y "tensiones".

4. No conversaran contigo. Darán su opinión, su queja, su crítica...

5. Hablarán de ti en redes sociales, pero no en tu página, lo harán donde ellos quieran.

6. Tardarás mucho tiempo en conseguir fans, y mucho más para que difundan tus publicaciones.

7. Pero tienes que saber que conseguir gran cantidad de fans o seguidores no te asegura nada.

8. No es gratis. Aunque no le dediques presupuesto. Requiere mucho tiempo y esfuerzo, y eso también tiene un coste.

9. Las redes sociales no harán menos necesarios los canales tradicionales, ni siquiera son una alternativa.

10. Una mala planificación o actuación puede hacer que tu presencia en redes sociales sea tremendamente negativa para tu imagen, pues te puede mostrar tal y como eres, muy poco dado a la conversación y la participación.



Es necesario recordar también dos buenos post sobre estos errores y amenazas:

1 comentario:

  1. Un asunto que esta generando mucho interés en el último días desde que se han producido las primeras filtraciones en el énte público originadas por la no protección datos e información en redes sociales, puedes ampliar la información aqui :
    http://www.reclamatusdatos.com/datos-en-las-redes-sociales/

    ResponderEliminar