26 de enero de 2016

Eliminando desperdicios en la Administración Pública

Ha caído en mis manos un libro llamado "Claves del Mundo de los Negocios" y hojeándolo he leído, en un apartado llamado Juegos de Dirección, lo siguiente:

La suboptimización se produce cuando un directivo apoya a una parte de la empresa en perjuicio de los intereses generales de la empresa. Algunos directivos sufren de estrechez de miras ya que se encuentran muy unidos a determinados departamentos o empresas subsidiarias, mientras que otros directivos padecen miopía ya que el resultado les afectará personalmente.

Y me ha dado que pensar, en la Administración Pública.

Buscando el concepto de suboptimización encuentro que Hitch y McKean lo definen 'como‘un “intento por encontrar soluciones óptimas (o, por lo menos, las más cercanas al nivel óptimo) a problemas parciales, más que al problema general de la organización en cuyo bienestar o utilidad estemos interesados” [1].

La organización mas propensa a sufrir las ineficiencias que produce la suboptimización puede ser la Administración Pública, una organización poco abierta, con departamentos cerrados (casi opacos), lo que hemos llamado Reinos de Taifas. Cada uno hace la guerra por su lado, olvidándose de el resto. Y aún cuando no se llegue a estos extremos, la Administración Pública es muy dada a centrarse en ciertos servicios intentando optimizarlos, pudiendo en bastantes casos no conducir a la optimización del sistema en su conjunto, incluso a la suboptimización.

Se ponen ejemplos de grandes empresas donde se explica que la dirección, consejeros y directores, suelen ser subsistemas en sí mismos, con objetivos e intereses distintos a los de la empresa. No os quiero contar lo que ocurre en los tres niveles administrativos con los objetivos e intereses de Gobierno vs Administración.

Ahondando un poquito más en Google encontramos cosas muy interesantes:

Sin embargo, como una nota de advertencia, no podemos utilizar el temor de una potencial sub-optimización como una excusa para no perseguir vigorosamente la mejora a través de la eliminación de residuos. Cuando el desperdicio existe en el sistema, debemos identificarlo y eliminarlo. Si es verdadero desperdicio, debemos ser capaces de eliminarlo sin tener un impacto negativo en el sistema. Aún que esto tal vez pueda requerir un re-diseño de diversos aspectos del sistema que no están en armonía con los conceptos esbeltos. Suboptimización, cuando sale mas caro el caldo…

Me da por pensar que no sacamos la basura tan a menudo como sería necesario. Así tenemos la casa.

Prometo seguir investigando el tema. Aunque hoy en día las promesas creo que están muy sobrevaloradas.




[1] La implementación de las políticas. Luis F. Aguilar Villanueva (Estudio introductorio y edición) Página 195.

16 de diciembre de 2015

Reutilización de la información en portales de transparencia

El artículo 5.4. de la Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno dice textualemente: "La información sujeta a las obligaciones de transparencia será publicada en las correspondientes sedes electrónicas o páginas web y de una manera clara, estructurada y entendible para los interesados y, preferiblemente, en formatos reutilizables." Esto es algo imposible de alcanzar o legislador se ha explicado mal.

Voy a intentar aclarar esta posición: Es totalmente defendible que la información publicada en los portales de transparencia deba ser plenamente entendible por los interesados, es decir, por personas. Pero hacerlo en formatos reutilizables es imposible. Con formatos reutilizables nos estamos refiriendo básicamente a un tipo de formato creado para que sea directamente entendido por máquinas. Por tanto o el formato es entendible por los interesados o lo es por las máquinas. Recordemos que para que los datos sean reutilizables deben ser datos sin procesar, en formatos estándar, es decir no propietarios, estructurados y sin restricciones para su uso.

Solución salomónica: publicar en varios formatos.

Para cumplir con el anterior precepto deberemos publicar la información de dos modos, uno para las personas y otro para las máquinas. Y es lo que más sentido tiene. Sería algo así como si la Administración nos dijera: Soy transparente, aquí te lo cuento y además te doy la posibilidad, si quieres, de que lo compruebes, ya que tienes a tu disposición los mismos datos que yo he usado".

Algo así estamos intentando hacer con el portal de transparencia del Ayuntamiento de Lorca, y digo que estamos intentando porque para nosotros el pasado día 10 fue el pistoletazo de salida, no la línea de meta. Debemos trabajar cada día por intentar ser más transparentes, ya que la transparencia es un proceso, no un acto.

Como ejemplo hemos empezado por la contratación y los presupuestos.


En cada uno de los apartados "Contrataciones en curso", "Todos los contratos", "Contratos Menores" y "Presupuestos" además de contar con toda la información necesaria, al final de ellos se pueden encontrar también los formatos disponibles para su descarga: csv, excel, html, json y xml. Lo ideal sería acompañar también de un gráfico para aquellas magnitudes que así nos lo permitan, como hemos hecho en el apartado de los presupuestos, pero todo se andará.

Por otra parte hay que hacer hincapié en la necesidad de automatizar lo máximo posible todas las publicaciones en el portal de transparencia. No podemos estar toda la vida detrás de los servicios que componen la organización para que publiquen o nos pasen los datos necesarios para su publicación.

Por ello la modernización de la gestión es imprescindible. Como decía Seth Godin con demasiada frecuencia saltamos hacia lo nuevo sin haber llegado a ser suficientemente buenos en lo importante, y en este caso lo importante para la Administración es una gestión eficaz y eficiente, algo de lo que podemos estar algo alejados.

Sin esa gestión será realmente complicado tener los portales de transparencia actualizados. Como muestra un botón ¿cuantos ayuntamientos tienen a día de hoy portal de transparencia? Si por falta de previsión, medios, e incluso dejadez, un número importante de ellos no lo tienen aún, ahora que es cuando se está hablando más de transparencia, imaginaos que pasará dentro de unos años cuando no sea una moda.

Como corolario de todo esto podríamos concluir diciendo que debemos intentar que todo lo publicado en el portal de transparencia lo sea de un modo automático y lo esté también en formatos reutilizables. Es un complejo proceso que debemos iniciar, pero que debe concluir con la transparencia por defecto, con los datos en abierto por defecto.

4 de diciembre de 2015

Profesionales del conocimiento y redes sociales

El pasado 1 de diciembre tuvo lugar en el INAP la jornada “Buenas Prácticas en la Administración Pública, formación, redes de conocimiento e innovación social”, dentro de la cual estaba incluido un panel sobre la Red Social Profesional para Empleados Públicos, en el cual intervinimos 4 Community Managers de INAPsocial, Carmen Mayoral, Marina Vega, Guillermo Yáñez y un servidor, moderados por Juan Carlos González, Subdirector en Programas Formativos en Administración Local.

Sobre la mesa se plantearon distintos interrogantes, sobre los cuales quiero esbozar unas reflexiones que el tiempo y el formato de dicho panel no me permitieron, además los vídeos de la jornada estarán disponibles en la web del INAP y no es plan de hacer un post para repetir lo mismo que se puede ver en ellos.

Volviendo a los interrogantes me quiero centrar principalmente en uno: ¿Todavía hay profesionales que se plantean estar en redes sociales? Y no sólo me refiero a empleados públicos.

Pues parece ser que sí, queridos lectores. Pese a los beneficios que podamos contar de ellas, tanto sobre redes generalistas como Twitter, o profesionales como Linkedin, o el propio INAPsocial, hay profesionales, trabajadores del conocimiento, que no se lo plantean, que directamente no quieren. Esa es la realidad. ¿Siguen las huellas de los dinosaurios?
No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio. Charles Darwin
Otros de momento no se atreven, están dudosos. Son los que suelen poner excusas... que si requiere mucho tiempo, que si valoro mucho mi privacidad, que si no sé que decir, que si esto es una moda…

Para ellos una frase de Seth Godin:
 Hoy en día no empezar es muchísimo peor que equivocarse. Si empiezas, tienes la oportunidad de evolucionar y corregir para convertir tu equivocación en un acierto. Si no empiezas nada, nunca tendrás esa oportunidad.
Otros están pero no saben muy bien por qué. No le sacan todo el partido necesario para que les resulten provechosas. Nadie se ha molestado en formarlos para ello, ni ellos se han preocupado de aprender.

Aprender: esa es una de las palabras claves con las que me quede de la mesa, volveremos sobre ella en otro post.

Decía Alvin Toffler
Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender.
Por último hay dos grupos que están en redes sociales y les sacan partido:
  • Los que escuchan
  • Los que escuchan y participan
El primer grupo es el más numeroso de los dos. Ejercitan la escucha: están, leen, pero no participan. Utilizan las redes sólo como fuente de información, lo que no es poco. Bien, si ese es su objetivo, lo consiguen.
La palabra es mitad de quien la pronuncia, mitad de quien la escucha. Montaigne
El segundo grupo es el que escucha, dialoga, pregunta y responde, en definitiva el que participa. Tiene una actitud crítica y enriquece con sus comentarios la red. Obtiene dos beneficios: los mismos que el primer grupo y además puede encontrar soluciones o alternativas para sus problemas particulares. También por su interacción personal sirve de apoyo, o porqué no, de ayuda ante las preguntas de un compañero, obteniendo reconocimiento por ello.
Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana y las intercambiamos, entonces ambos aún tendremos una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea y las intercambiamos, entonces ambos tendremos dos ideas. George Bernard Shaw
Para finalizar quiero hablar de una nueva especie que está naciendo, como en el albor de sus primeros días. Son esos empleados que intentan ir un paso más allá, escuchan, participan, colaboran y crean contenidos. Se han atrevido a crear opinión y suscitar inquietudes. La red democratiza el conocimiento y da voz a personas que de otro modo no podrían hacerse oir. Y su conocimiento también es muy válido. Este es nuestro objetivo.


¿Asistimos al nacimiento de un nuevo empleado público? ¿Más conectado y proactivo?

Nuevos tiempos requieren nuevas habilidades ¿Cuál es el modelo de empleado del siglo XXI?

2 de noviembre de 2015

Abriendo los datos en la Administración Local: Enseñanzas desde la experiencia

Este fue el título elegido para la charla que el pasado 21 de octubre tuve el placer de compartir en la Facultad de Derecho de Murcia, en el marco de una nueva edición del Congreso DerechoTics dentro de Sicarm 2015.

Basada en la experiencia obtenida con la iniciativa de datos abiertos del Ayuntamiento de Lorca me atreví a contar los pequeños éxitos y fracasos que durante este tiempo hemos obtenido. Digo pequeños por dos motivos: la iniciativa es muy humilde y la entidad de la ciudad también. Y ambas cosas son importantes a la hora de hablar de datos abiertos.

Una iniciativa local, de una ciudad de tamaño mediano, tirando a bajo, no tiene mucho interés para los reutilizadores, simplemente porque el número de usuarios que pueden llegar a usar los servicios basados en datos abiertos es tan pequeño que no los hace rentables a primera vista.

Por otra parte, un proyecto que no ha contado con presupuesto dedicado, sólo el tiempo empleado por el equipo humano que lo ha desarrollado, no conlleva un riesgo importante si se hunde. Cosa que de momento me alegra decir no ha sucedido. Seguimos navegando.

Ambos aspectos quise dejarlos claros desde un primer momento.

Partiendo de esa base nos encontramos con una premisa:  open data y administración local mantienen una relación algo confusa, no llega a ser transparencia ni llega a generar negocio.

Los datos abiertos están relacionados con la transparencia dependiendo del uso que se haga de ellos, según el tipo de datos que se abran, claro está. Muchas veces para explicar qué es esto del open data solemos cometer el error de relacionarlos demasiado. Que no llegan a generar negocio creo que ya ha quedado suficientemente claro.

Comentando los retos que en toda iniciativa hay que acometer, organizativos, metodológicos y tecnológicos, intenté dejar blanco sobre negro cómo lo estamos haciendo, con aciertos y errores.

Suelo dejar siempre para el final el apartado tecnológico, que aunque es el que más interés suele suscitar es, desde mi punto de vista, el último en el que hay que pensar. En nuestro caso no podemos dejar de hablar de él, ya que es parte muy importante de nuestro éxito, pues nos facilita mucho el trabajo. Al no encontrar ninguna solución que se ajustara a nuestras necesidades, y contanto con un equipo muy bueno de desarrolladores, decidimos crear nuestra propia herramienta.

SEPADA, software de extracción y publicación automatizada de datos abiertos, es el fruto de ese trabajo, y una sencilla web la cara externa. Así construimos nuestro portal de datos abiertos. Podéis consultar mas información sobre SEPADA aquí.

Desde este mismo año ofrecemos la posiblidad de usarlo, de manera gratuita, a cualquier administración pública interesada, para ello lo tenemos también publicado en el Centro de Transferencia Tecnológica, portal para la difusión y reutilización de soluciones técnicas (servicios, desarrollos, infraestructuras, normativa, activos semánticos, etc.) de interés para el desarrollo de la administración electrónica.

SEPADA despertó mucho interés en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, y gracias a una estrecha colaboración con ellos, a través de la Fundación Integra, conseguimos integrarlo totalmente con CKAN, de modo que pudiera ser también elegido como plataforma para la publicación del catálogo de datos.

Con esta integración conseguimos dos cosas, ofrecer una alternativa para el front-end a todo aquel que quiera usar SEPADA, y la posiblidad de que la propia Comunidad Autónoma lo utilice en su portal de datos.

Destacar que en este mismo foro la Fundación Integra anunció, y yo me hice eco en la charla, que la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia ofrecerá la posibilidad de tener su propio catálogo de datos abiertos en el portal regional a todos los ayuntamientos de la Región de Murcia, usando SEPADA como herramienta para la extración de datos. Este portal de datos regional si bien todavía no está presentado sí está terminado.

Siempre me gusta terminar hablando del futuro, en este caso sobre los próximos retos:

  • Integrar datos abiertos y transparencia de un modo más efectivo
  • Integrar los datos abiertos dentro del paradigma de Smart City
  • Hacer que Sepada soporte distintos lenguajes RDF
  • Continuar con la promoción de la cultura open data y llevar los datos abiertos a la escuela .
Aquí tenéis el vídeo y el enlace a la presentación que utilicé.