29 de enero de 2015

¿Innovas o modernizas?

O, dicho de otra manera, ¿qué es innovación para la Administración Pública?

Buscando definiciones de la innovación que pudieran caber dentro de esta idea nos encontramos con las siguientes:
La tercera edición del manual de Oslo define la innovación como la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado, producto (bien o servicio), de un proceso, de un método de comercialización o de un nuevo método organizativo, en las prácticas internas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores. ( http://es.wikipedia.org/wiki/Innovaci%C3%B3n)
Para el INAP Innovación pública es la aplicación de ideas y prácticas novedosas en el ámbito de la gestión pública con el objetivo de generar valor social. http://www.inap.es/innovacion
Michael A. West y James L. Farr definieron innovación como la secuencia de actividades por las cuales un nuevo elemento es introducido en una unidad social con la intención de beneficiar la unidad, una parte de ella o a la sociedad en su conjunto. El elemento no necesita ser enteramente nuevo o desconocido a los miembros de la unidad, pero debe implicar algún cambio discernible o reto en el status quo. http://es.wikipedia.org/wiki/Innovaci%C3%B3n
En el blog de Ramón Archanco, Innovación es definida como el arte de conjugar elementos ordinarios con novedosos, tales como la experiencia, el conocimiento, medios técnicos o tecnología para llegar a un resultado nuevo que nos de un valor superior. http://papelesdeinteligencia.com/que-es-innovacion
Por último un apunte: La tarea del innovador no es generar miles de ideas, sino implementar algunas y cosechar resultados. Hartmunt Raffler.

El quid de la cuestión es: ¿Cómo definimos la innovación dentro una organización que no se rige por las leyes del mercado, dónde la competencia no existe y su "actividad" no está amenazada, en principio, por la consecución de beneficios económicos?
Circunscribiéndome al ámbito local que es el que más conozco, podríamos decir que cada ayuntamiento es un mundo, pero en principio estaríamos de acuerdo en que no va a venir nadie a echarlos de su negocio, ni de su territorio: el municipio.
Parece que los requisitos necesarios para denominar a un proyecto como innovador se relajan dentro de la Administración Pública, por lo menos en el aspecto anteriormente indicado.
De este modo acabamos llamando innovación a cualquier cosa, abusando del concepto.
Si bajamos mucho el umbral podríamos definir innovación como todo aquello que es nuevo para una organización, pero intuimos que es algo más, ya que si no tendríamos que aceptar que todas las PYMAP (Pequeñas Y Medianas Administraciones Públicas) en algún momento son innovadoras, y sabemos que esto no es así.
Hay tres requisitos imprescindibles en toda innovación:
- Que sea algo nuevo
- Que resuelva un problema
- Que tenga éxito entre los consumidores (ciudadanos)
Respecto al último punto debemos aclarar que la innovación en la Administración Pública no siempre tiene que tener éxito entre los ciudadanos, ya que una innovadora ley no hay opción a cumplirla, es obligatorio. Pero otras medidas o proyectos, sirva el  ejemplo del DNIe, si necesitan del éxito, ya que pueden existir otras alternativas, como en este caso otros medios de identificación electrónica.
Si este último punto no está presente, es decir, tu proyecto de administración electrónica, por seguir con el ejemplo, cristaliza en un nuevo producto o modelo/método de tramitación que no usa nadie… Si el % de la tramitación es residual… O si este producto o proceso es ya utilizado con éxito en otras administraciones, entonces tu proyecto de innovación no es tal, ha fraguado en un producto sin éxito, o simplemente es modernización, por lo tanto no es una innovación1.
La tentación de vender todos nuestros nuevos servicios con ese halo de innovación, para que medios de comunicación se hagan eco, nos ha hecho desnaturalizar el concepto. Algo muy habitual entre todos los dirigentes, y que técnicos y demás trabajadores consentimos de buena gana.
Y es que nos gusta pensar que trabajamos en proyectos innovadores, que aunque nuestra organización no sea un mar de creatividad, por lo menos nosotros estamos intentando cambiarla desde dentro.
Para no desfallecer nuestra mente se agarra a un clavo ardiendo, viendo innovación donde sólo hay mejoras, pero es nuestro mecanismo de autodefensa, la ilusión por trabajar y creer que estamos cambiando algo.
¿No crees que tendemos a confundir modernización con innovación?




Publicado originalmente en el Foro General de la Comunidad de Inovación de la Red Social del INAP.
Imagen: By Ana Beatriz Patiño (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

23 de diciembre de 2014

Open Data en la escuela

No quería dejar terminar el año sin contar una experiencia piloto que desarrollamos la semana pasada en el Instituto de Educación Secundaria San Juan Bosco de Lorca. En concreto se realizaron dos charlas-taller con alumnos de los Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior.

Por la mañana les tocó el turno al Ciclo de Grado Medio de Sistemas Microinformáticos y Redes, y por la tarde al Ciclo de Grado Superior de Sistemas de Telecomunicación e Informáticos, así como al Ciclo de Grado Superior de Sistemas Informáticos en Red.

La primera parte se centró en una pequeña charla que trataba de dar a conocer tanto la filosofía Open Data como la vertiente de Reutilización de la Información Pública, así como darles a conocer a estos "futuros reutilizadores" la iniciativa de datos abiertos del Ayuntamiento de Lorca http://datos.lorca.es.

La segunda parte consistió en un taller donde se les mostraron algunas de las aplicaciones que han sido realizadas basadas en datos de portales open data de distintas administraciones españolas, incluido el Ayuntamiento de Lorca, así como un par de ejemplos prácticos, consistentes en la descarga de un conjunto de datos y la generación de varias visualizaciones con ellos, por medio de herramientas accesibles a través de internet, como puede ser Google Fusión Tables.

Aunque en este caso el perfil de los alumnos es técnico, ha sido una buena piedra de toque para situarnos y calibrar el alcance que podría tener un proyecto más amplio.

La idea es extender estos pequeños talleres al resto de Institutos de Lorca y elaborar unos tutoriales para que cualquier profesor pueda hacerlos por su cuenta, sin necesitar nuestro apoyo.

Como ya digo la experiencia ha sido muy positiva y el profesorado se ha mostrado muy colaborador. A finales de Enero volveremos a la carga con contenidos directamente creados para alumnos de bachillerato.

Se trata de ir difundiendo poco a poco la cultura de los datos, desde edades tempranas, aprendiendo a trabajar con datos, datos abiertos por supuesto.

3 de diciembre de 2014

Innovación pública: sumando adeptos para la causa

La vida del innovador solitario es muy dura, por eso si queremos tener un mínimo de éxito lo primero que hemos de hacer es ganar adeptos para la causa.

En equipo se innova mejor, y en organizaciones tan rígidas como la Administración Pública es el único modo de conseguirlo.

¿Pero es el equipo de innovación es una quimera en la Administración Pública?
Lo habitual en ella es trabajar al paso, cuando va surgiendo la oportunidad y/o la obligación. Por esta razón algunas personas que creen más firmemente en la necesidad de abordar cambios encuentran muchas dificultades. Estoy hablando de los intraemprendedores públicos.

Por ello el intraemprendedor público debe contar con aliados puntuales, como un equipo de innovación líquido, otros intraemprendedores y trabajadores o directivos afines a la innovación. Hemos de reconocer que esta forma de actuar está basada en innovar en la frontera de la jerarquía organizativa, agitando un poco las inflexibles estructuras.

Muchas veces he hablado sobre la manera de afrontar por parte de un intraemprendedor la proposición de mejoras o cómo enfocar un proyecto de innovación para conseguir que nos hagan caso: ser subversivos.

La experiencia adquirida en los últimos años me confirma que ese es un camino válido, pero también me ha enseñando que se consiguen más éxitos si lo recorres en compañía.

Motivo suficiente para no dejar nunca nuestra labor "evangelizadora", tanto entre compañeros, mandos intermedios y directivos.

En estos primeros estadios, cuando intentamos "convencer" sobre cierta necesidad de cambio, mejora o la posible implantación de una iniciativa, necesitamos compañeros de viaje.

Llamarlo equipos de innovación me parece demasiado pretencioso, en un principio se trata de propagar la idea entre miembros de la organización para ganar partidarios y lograr poner algo en marcha.

Si cuentas con la posibilidad de formar un verdadero equipo de innovación dentro de tu administración, enhorabuena y adelante, pero en la administración local, por ejemplo, no es lo habitual.

Por la cabeza suelen pasear las preguntas habituales: ¿Y por dónde empiezo? ¿A quién puedo intentar implicar?

Un post de Braden Kelley, "Los nueve roles de la innovación", que hace una descripción de los roles necesarios para que un equipo de innovación tenga éxito, puede servirnos como apoyo para comenzar.

Estos roles suelen estar desempeñados por distintas personas, pero no es inusual que varios de ellos sean ejercidos por un único sujeto. A veces no son necesarios todos a la vez, pero sí lo serán en las distintas etapas por las que pasaremos para alcanzar nuestro propósito.

En el caso del intraemprendedor sería interesante saber con quién contamos y que rol nos faltaría. Según Braden estos roles son:

Revolucionario
Es la persona que está siempre dispuesta a cambiar las cosas y a compartir su opinión. Estas personas tienden a tener un montón de grandes ideas y no son tímidos a la hora compartirlas.

Recluta
El recluta tiene un montón de grandes ideas, pero no los comparte de buena gana, ya sea porque estas personas no conocen a nadie que esté buscando ideas, no saben cómo expresarlas o prefieren mantener su cabeza baja y trabajar, o las tres cosas.

Conector
El Conector hace precisamente eso. Estas personas escuchan a un recluta decir algo interesante y lo juntan con un revolucionario. El conector escucha al artista y sabe exactamente dónde encontrar el solucionador de problemas (apagafuegos) que necesita su idea.

Artísta
El artista no siempre viene con grandes ideas, pero los artistas son muy buenos para hacerlas mejores.

El abogado del cliente (ciudadano en nuestro caso)
Es el que mejor conoce las necesidades del ciudadano. No es el único que tiene contacto constante con el cliente, pero entiende sus necesidades, está familiarizado con sus acciones y comportamientos.

Apagafuegos
Cada gran idea tiene al menos uno o dos obstáculos importantes que superar antes de que esté lista. Aquí es donde el apagafuegos entra en juego. Le gustan los  problemas difíciles y a menudo tiene el profundo conocimiento y la experiencia para ayudar a resolverlos.

Juez
El Juez es realmente bueno en la determinación de lo que se puede hacer de manera rentable y lo que va a tener éxito en el mercado.

Mago
Los que hacen magia cogen una idea y la hacen realidad. Estas son las personas que pueden imaginar cómo se va a realizar esa idea y gestionan los recursos adecuados para que esto ocurra.

Evangelista
Los evangelistas saben cómo educar a la gente sobre el significado e importancia de la idea, y ayudan a entenderla. Son las personas idóneas para encauzar a la organización hacia el apoyo interno tan necesario para el éxito de esa idea, así como a ciudadanos y otros socios necesarios.

Normalmente todos empezamos con el primero, el revolucionario, siendo a veces algo polvorillas, acabando en el último, el evangelista, porque es la única opción que nos dejan.

Tenemos que aliarnos con otras personas en la organización capaces de desempeñar los demás roles, que habitualmente nos saltamos en nuestra ilusión por cambiar la administración.

De todas formas es un camino largo y lleno de obstáculos, pero lo importante es empezar.



Publicado originalmente en la Comunidad de Innovación de INAP SOCIALInnovación Pública: sumando adeptos para la causa


26 de noviembre de 2014

Dinamizando la reutilización de la información pública

El pasado viernes 21 de Noviembre tuvo lugar en Lorca la jornada Open Data y reutilización de la Información pública, dentro del marco de SICARM, y organizada por Adetic (Asociación para el Desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del Guadalentín) en colaboración con el Ayuntamiento de Lorca y la Fundación Integra.

Fotografía cortesía de Adetic
Digo que fue una jornada muy especial porque con ella dimos un paso más dentro de nuestra iniciativa de datos abiertos, http:\\datos.lorca.es, en este caso la referente a la creación de una pequeña comunidad de reutilizadores dentro de la comarca. Un objetivo muy ambicioso pero creo que necesario para toda iniciativa de datos abiertos.

Desde hace unos meses venimos dialogando y promocionando el portal con los miembros de la directiva de Adetic, fraguando todas estas conversaciones en la jornada del pasado viernes, que reunió a una treintena de personas interesadas en el movimiento Open Data, casi una veintena posibles reutilizadores, lo cual para una ciudad del tamaño de Lorca no está nada mal. A priori la jornada era todo un éxito.

Pero lo que ya desbordó todas mis expectativas fue el interés y el debate que surgió en ellas.

El valor de la información pública y el atractivo que presenta quedó de manifiesto, y se pusieron sobre la mesa las inquietudes de los posibles reutilizadores: licencias y términos de uso, disponibilidad de los servicios, actualización de la información, solicitudes de apertura de datos...

Dicen que nadie es profeta en su tierra, y por eso también fue especial para mí, ya que es la primera vez que tengo la ocasión de hablar sobre open government, en este caso open data, en un evento en mi ciudad.

Aquí os dejo mi presentación para esas jornadas: Open data y reutilización de la información pública: dos caras de la misma moneda.



También aprovechamos la ocasión para presentar la versión 1.0 Beta del portal. Versión en la que nuestro "Software de Extracción y Publicación Automática de Datos Abiertos - SEPADA" se encuentra plenamente operativa, incluyendo su API para desarrolladores. Ya me diréis que os parece. Por aquí iremos contando, como siempre, los resultados.

Como ya he dicho una jornada muy especial para mí y para el propio Ayuntamiento de Lorca. Creo que nunca valoraremos en su justa medida el apoyo que SICARM está prestando a diversos proyectos, así como en la difusión de diferentes tecnologías y servicios.

En este enlace estarán disponibles próximamente los vídeos de la jornada: Open data y reutilización de la información pública.