10 de enero de 2012

Educar para participar

A veces me he preguntado si al pedir un cambio de democracia representativa a otra más participativa somos conscientes de las obligaciones que ello nos acarrearía.

La democracia representativa nos viene bien porque únicamente nos pide que participemos en las urnas. Esto nos da pie a quejarnos, pero sin hacer nada para evitar aquello por lo que nos quejamos. Porque no queremos o no nos interesa perder nuestro tiempo libre en colaborar con esa nueva democracia. En participar.

Por ello cada vez veo más importante tener en cuenta la frase de Alberto Ortiz de Zárate: "No hay buen gobierno sin buenos ciudadanos".

Si queremos democracia participativa, si queremos Open Government, debemos reivindicar más educación para la participación.

Pero no sólo educación para la participación en el ámbito no formal, sino en el formal y con todas sus consecuencias.

Educación para la participación desde el colegio, desde la más tierna infancia. Eso sí sería Escuela 2.0.




Foto de hyperion327

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada